top of page
  • Foto del escritorFrederick Gimpel

¿Cómo manejar a un cliente molesto?

Cuando te encuentras con un cliente molesto, es fundamental abordar la situación de manera efectiva para mantener una buena relación y evitar que abandonen tu empresa.



Aquí tienes algunas estrategias y consejos para manejar a un cliente enojado:


1. Pon en práctica la escucha activa:

- Escucha atentamente lo que el cliente tiene que decir sin interrumpir ni alterarte.

- Presta atención a su lenguaje corporal y a las señales emocionales que está transmitiendo.

- Demuestra empatía y comprensión hacia sus pensamientos y sentimientos.


2. Aplica la heurística de la afectividad:

- Trata de comprender la perspectiva emocional del cliente. ¿Qué está sintiendo realmente?

- Evita respuestas automáticas o frases genéricas. En lugar de decir "Comprendo el problema", muestra que realmente entiendes su situación.


3. Piensa con mente de principiante:

- Imagina que estás enfrentando esta situación por primera vez. Esto te ayudará a mantener la mente abierta y a buscar soluciones frescas.

- Evita caer en patrones de respuesta preestablecidos y busca enfoques creativos.


4. Deshazte del miedo:

- No temas al cliente enojado. Recuerda que su enojo no es personal hacia ti, sino una reacción a una situación.

- Mantén la calma y no te sientas amenazado. Tu objetivo es resolver el problema.


5. Analiza el problema:

- Pregunta al cliente sobre los detalles específicos de su molestia. ¿Cuál es el problema exacto?

- Identifica las causas subyacentes y busca soluciones concretas.


6. Recuerda que enfadarse es algo natural:

- No te tomes el enojo del cliente como algo personal. Es normal que las personas se sientan frustradas en ciertas situaciones.

- En lugar de reaccionar defensivamente, mantén la perspectiva y busca una solución.


7. Mantén la calma y sigue adelante:

- No te involucres en discusiones acaloradas. Mantén una actitud profesional y respetuosa.

- Proporciona opciones para resolver el problema y ofrece alternativas.


Recuerda que cada cliente molesto es una oportunidad para mejorar y fortalecer la relación. ¡Buena suerte!

19 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page